Rehabilitación post-quirúrgica en cáncer de mama.

La rehabilitación en el tratamiento del cáncer de mama es muy importante, pero antes de iniciar cualquier plan de ejercicio es imprescindible consultar con el medico y el fisioterapeuta, quienes diseñarán un programa de ejercicios personalizado.

Entre el 15 y 25% de las pacientes con cáncer de mama intervenidas quirúrgicamente desarrollan linfedema, y puede deberse a la eliminación quirúrgica de los ganglios o conductos linfáticos o como consecuencia de la radioterapia.

El tiempo de aparición del linfedema es muy variable, hay casos en los que aparece inmediatamente después de la masectomía mientras que en otros casos la paciente puede tardar hasta 2 años en desarrollarlo.

El linfedema causa una inflamación que puede ser muy angustiosa. El dolor y la rigidez causan debilidad y limitan el movimiento del brazo y hombro de la paciente.

Independientemente del tipo de cirugía a la que la paciente se haya sometido es importante que se realicen ejercicios para recuperar el movimiento del brazo y hombro afectados, y reducir así los efectos secundarios de la cirugía.

En RM Fisio&Estética nuestra fisioterapeuta realiza un tratamiento completo que incluye; una higiene meticulosa de la piel, drenaje linfático manual, vendajes compresivos, y ejercicios.

El objetivo del tratamiento es movilizar la linfa acumulada, reducir el tejido fibroso y mejorar la salud de la piel.

Tratamiento del linfedema.

El drenaje linfático manual es un masaje a ritmo lento y superficial con maniobras suaves que activan los ganglios linfáticos. Se hace con el objetivo de descongestionar las regiones linfáticas y reducir la inflamación.

La duración de este tratamiento es de 45-60 minutos, y es aconsejable realizarlo por lo menos una vez al día 4 ó 5 veces a la semana entre 2 a 4 semanas, realizado siempre por un fisioterapeuta especializado.

Si necesitas más información sobre los tratamientos de rehabilitación post-quirurgíca que realizamos en RM Fisio&Estética puedes solicitarla aqui.